¿De qué va esto?

Este es un diario muy personal de un padre cuarentón que (re)descubre la pasion por los juegos de mesa modernos y de como trata de embarcar en este viaje a toda la familia, esperando que al final del camino todos seamos unos Jugones.

En su día era un jugador de rol habitual, me echaba mis partidas a juegos de mesa como el civilization, el Heroquest, el magic realm… y veía con envidia a mi hermano montar esos wargames que duraban días encima la mesa del salon.

La pasión se transmite a la nueva generación…

Los juegos de mesa modernos han evolucionado brutalmente los últimos veintes años y hay mas opciones que nunca. Y sin embargo, es muy es difícil disfrutar de este hobby a mi edad. Las dos principales dificultades, y que por lo que oigo son compartidos por aquellos aficionados de mi quinta, son:

  • No solemos tener suficiente tiempo libre. Las ocupaciones del día a día nos absorben e impiden que podamos quedar todo lo que quisiéramos con otros apasionados. En semana, de hecho suele ser imposible.
  • Como consequencia, tenemos pocos «grupos de juego» y se suele jugar sobretodo en familia. Mas aún en este periodo de pandemia, momento en el que comienza este blog.

Esto lleva a un poco de frustración en el que ha sido en su día muy jugón.  Lo que sale a mesa son juegos ante todo «familiares» (poca complejidad, cortos, poco confrontación, bastante azar y temáticas todos los públicos). Además suele implicar poco reto, ya sea porque compartes mesa son niños de corta edad y/o jugadores muy ocasionales.

Froze 8 en 1

¿Os echais una partidíta? ¿O preferis cortaros las venas?

Si eres de los que dejaste atrás hace tiempo el Monopoly y el Risk y quieres jugar con la familia a algo mas allá del Catan y el Carcassone Opciones muy validas por cierto!), estas en mi mismo barco. 

 

Jugar en familia…

Personalmente, podría haberme resignado y cambiar de hobby, esperar tiempos mejores post-pandemia para buscar algún club o simplemente dedicarme exclusivamente a solitarios. Sin embargo, siempre he querido compartir esta pasión con mis seres más queridos. He tenido la suerte que mi hijo sea un apasionado de esto también (Algo habré hecho bien?!). Incluso mi pareja parece interesarse por este mundillo ahora.

Así que he decidido tratar de ir subiendo poco a poco el nivel de toda la familia (me incluyo) para que podamos disfrutar de las entrañas de este hobby cada día más. Mis dos únicos objetivos es que nos divirtamos lo máximo posible y que poco a poco seamos capaces de adentrarnos algo más en las complejidades de los juegos. 

Por todo ello creo que este sera un blog un poco diferente a lo que suele encontrarte por ahí. 

Este es un diario muy personal de un padre cuarentón que (re)descubre la pasion por los juegos de mesa modernos y de como trata de embarcar en este viaje a toda la familia, esperando que al final del camino todos seamos unos Jugones.

En su día era un jugador de rol habitual, me echaba mis partidas a juegos de mesa como el civilization, el Heroquest, el magic realm… y veía con envidia a mi hermano montar esos wargames que duraban días encima la mesa del salon.

Los juegos de mesa modernos han evolucionado brutalmente los últimos veintes años y hay mas opciones que nunca, Y sin embargo, es muy es difícil disfrutar de este hobby a mi edad. Las dos principales dificultades, y que por lo que oigo son compartidos por aquellos aficionados de mi quinta, son:

  • No solemos tener mucho tiempo libre.
  • Tenemos pocos «grupos de juego» y se suele jugar sobretodo en familia. Esto lleva a un poco de frustración en el que ha sido en su día muy jugón.  Lo que sale a mesa son juegos ante todo «familiares» (poca complejidad, cortos, poco confrontación, bastante azar y temáticas todos los públicos). Además suele implicar poco reto, ya sea porque compartes mesa son niños de corta edad y/o jugadores muy ocasionales.
Froze 8 en 1

¿Os echais una partidíta? ¿O preferis cortaros las venas?

Jugar en familia…

Podría haberme resignado y cambiar de hobby, esperar tiempos mejores o dedicarme exclusivamente a solitarios. Sin embargo, he tenido la suerte que mi hijo sea un apasionado de los juegos de mesa también (Algo habré hecho bien?!) Incluso mi pareja parece interesarse por este mundillo.

Así que he decidido tratar de ir subiendo poco a poco el nivel de toda la familia (me incluyo) para que todos podamos disfrutar de las entrañas de este hobby cada día más. Mis dos únicos objetivos es que nos divirtamos lo máximo posible y que poco a poco seamos capaces de adentrarnos algo más en las complejidades de los juegos. 

Por todo ello creo que este sera un blog un poco diferente a lo que suele encontrarte por ahí.